Donaire Galante

My blogs

Blogs I follow

About me

Occupation ESCRITOR
Introduction Desde un altozano que une el barrio de Triana con Sevilla, se afana Donaire Galante en concretar un sueño. Cuando era niño, descubrió que en vez de manos Dios le había dado plumas, y desde entonces lo único que ha sabido hacer es escribir. Como se le había trabado la lengua, desistió de hablar. ¿Para qué, si tengo manos? Pero decidió proteger sus ojos de la luz cegadora del sol, y reservar su nariz para retener los efluvios mundanos. Para los oídos se agenció unas orejeras muy tupidas. Que nada le perturbara los sentidos. Los necesitaba todos. Ahora, más que nunca, tenía que estar atento...