Las cosas no son de color de rosa.