No eramos nada, pero eramos felices.