No cogé ventaja, ¡miarma!